• H.·. Juan Carlos Gómez Ramos

De crisis y pandemias.


Decía el pensador holandés de origen sefardí Baruch Espinoza, uno de los padres del pensamiento moderno: 'Los que ignoran el pasado están condenados a repetirlo', frase refrendada muchos años después por el filósofo y pensador español Jorge Ruiz de Santayana, que dejo escrito: 'Quien olvida su historia está condenado a repetirla'. Esta frase recibe a los visitantes del bloque n°4 de Auschwitz, uno de los lugares más infames de la historia. La humanidad, que en los últimos 120 años ha avanzado más que en todos los milenios anteriores en tecnología, ciencia, medicina, ingeniería, agricultura, sanidad, etc...pero que aún así, con todos esos medios, ha repetido una y otra vez los desastres que la han llevado prácticamente al borde de la extinción no parece despertar de manera definitiva. Hagamos un repaso: El nacionalismo exacerbado en el área de los Balcanes, el atraso económico, la explotación, el hambre, que entre otros factores llevan al atentado de Sarajevo contra el Archiduque Francisco Fernando y su esposa. Se inicia la Primera Guerra Mundial, que da origen a la Revolución del 17, al nacimiento de los soviets y la consiguiente expansión comunista.


Más tarde, aparece la mortal 'gripe española', que mata a 50 millones de seres humanos. Al acabar la Guerra, se impone un draconiano tratado de paz a Alemania que la tendrá en constante crisis. Un falso espejismo de bonanza, los felices años 20. Finalmente el Crack económico del 29 en Wall Street, (que lleva nuevamente al exacerbamiento nacionalista), la brutal crisis económica y social, que desemboca en el fortalecimiento e influencia comunista, por un lado, (la denominada Peste Roja) y por otro, en el nacimiento de los fascismos europeos, el nazismo en Alemania, el Terror Negro (que será una respuesta de extrema derecha nacionalista y religiosa a la crisis), el comunismo ateo y el antisemitismo, producen un coctel terrible que dará lugar el 1 de Septiembre de 1939 a la II Guerra Mundial y sus terribles consecuencias ya conocidas.


De nuevo, al acabar esta, aparece una 'paz' en débil equilibrio. Se presentan dos bloques antagónicos en constante enfrentamiento, la descolonización, las naciones árabes se enfrentan al Estado de Israel, la lucha por el petróleo, los medios económicos, una época de bonanza en Occidente (pero con infinidad de guerras locales), un nuevo 'reordenamiento global', unido al sentimiento nacionalista y al fanatismo religioso…


Más próximo a nuestros días, en 2008, nos azota una crisis económica global, peor que la del 29, que hizo que nuevamente que la gente volviera su mirada al populismo con el resurgimiento de viejos movimientos y pensamientos de infausto recuerdo, pero con 'nuevos trajes' y formas. Finalmente, la aparición de otra terrible pandemia, que ha exacerbado más si cabe, los sentimientos de una población marcada por el miedo y la incertidumbre en el futuro… En fin; esperemos que todas estas situaciones extremas no nos lleven nuevamente a un conflicto global que sería definitivo.


Y es que como diría Albert Einstein: ‘’No sé cómo será la tercera guerra mundial, pero la cuarta será con palos y piedras'’.


Esperemos que esta vez, no se repita la historia. Aprendamos, de una vez por todas del pasado. Diálogo, Respeto y Tolerancia.

40 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo