• H.·. Leonardo

Viaja Gratis



¿Qué pasa cuando sales del camino aunque sea un momento?


Me refiero a hacer algo diferente, nuevo o que rompa pautas anquilosadas durante los últimos meses o años.


Cuando eso sucede, comienzas un VIAJE. Aunque no te desplaces kilómetros o vagabundees por aeropuertos. Salir de la línea por la que avanzabas hasta el momento es un viaje. Seas consciente o no lo seas en ese mismo momento.


Cualquier cosa a partir de ahora te está nutriendo. Llenando de cosas nuevas. Sutiles o no tanto. Depende de la consciencia y la conexión consigo mismo de cada ser humano.


Por eso viajamos o nos movemos los seres humanos. Para conocernos.


No hay más misterio. Nuestra vida cotidiana está llena de ellos. Largos, cortos, de ida y vuelta… y algunos en un solo sentido.


Quedarse, ser el que permanece en un anden mientras vemos alejarse un apego, también es un viaje. Parar, estar inmóvil, también es un viaje. No por lo estático de la actitud, sino por la consciencia activa. Es decir, por el conocimiento de que algo se nos aleja. Lo que despedimos. Lo que desperdiciamos también. ¿O nunca has sido consciente de eso?


No es de los viajes más llamativos, en los que hay paisajes que cambian, gentes nuevas, colores diferentes, relieves extraños… Pero desde luego es de los más nutritivos. ¿Sabes por qué? Porque te vuelve mas ligero. Y eso de caminar con poco peso por el mundo(interior o exterior), no tiene precio. Las cosas se vuelven claras, prácticas, certeras. La experiencia adquirida te hace fuerte, experto… más sabio. Mejor.



Podemos dudar, pensar en los recursos necesarios para esos desplazamientos y decirnos quizás: ¿merece la pena abandonar este confort? ¿merece la pena este riesgo?


Cuando vuelvas nuevamente a la línea que abandonaste: tu ciudad, o tus estudios, o pareja, o pueblo o trabajo, o lo que sea de lo que saliste o te desviaste, serás más solvente.


Cuando estamos vivos, receptivos a un proceso, los movimientos “in or out” nos muestran cómo usar las herramientas de las que disponemos, incluso si nunca antes las habíamos utilizado o conocíamos tenerlas. Incluso así.


Viaja. Muévete o no. Pero viaja y conócete a ti mismo.


Tu hotel de cinco estrellas te está esperando.


H.·. Leonardo

1 vista
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now